sábado, 25 de octubre de 2008

Agua


Huesos bajo pieles que caminan.
Quién pudiera anestesiar su soledad.
El vértigo de sentir que sólo somos huesos.
Envueltos en un cuerpo que sabrá abandonarnos.
Fuego en nuestros ojos que todavía no aprendieron a ser.
Fuego en estas manos frías, en tu conciencia.
Fuego que consume nuestros miedos.
Mesetas de dolor por tanta falta de río.
Demasiado fuego por los no abrazos.
Dame tu música para sentir el sol.
Hombres separados por esa línea que no deja de latir.
Fuego cruzado (en mi interior)
Necesito de tu agua.
Para salvarme.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encantó!!

Pablo dijo...

Qué lindo escribís. Entré de casualidad.