miércoles, 11 de noviembre de 2009

Cenicienta


Se me descosen los miedos.
Se despeinan mis uñas.
Las horas me mastican la piel (nunca las veo pasar)
Designo las cosas con palabras. Como si algo tuviese nombre. Como si nosotros lo tuviésemos.
Decir es ocultar.
Me gusta usar palabras. Es la mejor manera para esconderme.
Los detalles se resbalan de mis manos. Se me caen.
Soy tan torpe para percibir lo que no hay que mirar.
Hago equilibrio sobre la línea dibujada por las baldosas de la vereda. Extiendo mis brazos y mis dedos. Simulo un vuelo que sé que no va a despegar. Me divierte jugar a ser lo que nunca fui.
¿Existirá algún lugar que me ampare?
Me engaño.
Como cuando me siento libre por dejar que el viento sacuda mi pelo.
Cierro mis pupilas y comprendo.
Hay tanta verdad en la noche. Es a oscuras cuando realmente puedo ver.
Tus ojos le dan sentido al tiempo. A mi tiempo.
Mis huesos se desesperan por un abrazo (por el tuyo).
Lo admito.
No sé de mundos ni de tantas cosas que me preguntás. Aunque intente fingir certezas.
Cuando abras mi puerta voy a tener puesto un vestido. Y unos zapatos. Y un anillo. Pero a las doce, mis pies van a salir corriendo.
Vas a tener que encontrarme...

11 comentarios:

mary dijo...

Que bien escribís!!!!!!por favor!!! Me gusto mucho. Muy sentido.

Adriano dijo...

Excelente, te pido que me dejes tu zapato de cristal para volver a encontrarte. Me encantó lo de sentir el fuego, despeinarme y volver a la cajita.

Nuria K. dijo...

Mary, gracias, como siempre.
Arri, el zapato está por ahí, a ver si lo encontrás!

Debo dijo...

Con lo que me gusta Cenicienta!!!!

Claudio dijo...

Me gusto la idea del titulo para resignificar el texto.

*GEORGINA* dijo...

tierno.. lindo..
abrazo.

Nuria K. dijo...

Claudio: sí, esa es la idea. Gracias por tu comentario.
Georgina: en realidad no es muy usual que alguien utilice ese tipo de adjetivos para referirse a un texto mío, pero vale, parece que de apoco se va asomando mi costado tierno. Un abrazo.

Nikospeakon dijo...

... mis pies van a salir corriendo.
Vas a tener que encontrarme...

yo no vi tus pies, ni te vi venir ni alejarte, solo vi correr tus palabras, una detras de otra, de alguna forma fueron una suerte de zapato de cristal que dijeron donde encontrarte.
me ha dado gusto pasear por el cesped de su jardin, me ha dado una sensacion tan familiar, creo que si tubiese que ver por tus ojos y escribir por tus masnos los textos serian casi los mismos, creo que eres la soñadora que escribe como me gustaria escribir ... slds-

salmon ensabinado dijo...

uhh!! que buen texto! es mi primer visita a este blog, y estoy seguro que no va a ser la ultima...
desde la primer oracion, "chorrea" Surrealismo!!

Un gran saludo!

Nuria K. dijo...

Nikospeakon: qué lindo lo que me escribiste, por favor!!! Qué honor. Entiendo muy bien esa sensación de leer algo que uno podría o le gustaría escribir. A mi me pasa con una escritora argentina llamada María Negroni. A veces leo poesías de ella y las siento como propias (después vuelvo a mi realidad...ja!)Gracias y un saludo.
Salmón ensabinado: gracias por tu comentario, mis palabras te esperan nuevamente. Saludos

* GEORGINA * dijo...

jaja a mi me parece que bajo todo lo que se escribe acá, está la ternura!
(yo la noto)
y em encantó es sueper sentido
(y me identifique mucho la verdad)
abrazo nuria!