domingo, 12 de julio de 2009

Tan humana


Me sangran los zapatos por el andar (sin suelo).
En busca de aquello que sabemos pero no mencionamos.
La realidad nos mastica la piel, mientras nos creemos dueños de algo.
Designamos las cosas con palabras. Como si tuviesen nombre. Como si nosotros lo tuviésemos.
Decir es ocultar. Defino las palabras en oposición a los que no son. Sólo para hacerme entender. Mejor.
Esclavos del silencio, pretendemos aturdirnos para defendernos. Para huir del miedo.
Andar caminos diseñados al azar. Llegar a ninguna parte convencidos de que es alguna.
Defendernos de la muerte que nos persigue desde que nacemos. Sentir el vértigo de dejar de ser lo que nunca fuimos. Lo que siempre seremos.
Me veo tan incorregiblemente humana. Carente y temerosa.
Sedienta.
Vivimos tan desprotegidos, y apenas nos damos cuenta...

5 comentarios:

Carolina dijo...

Muchas veces las palabras estan lejos de lo que intentamos decir y recurrimos a los silencios. muy buen post

mary dijo...

me gustó mucho!

Nuria K. dijo...

Carolina, es cierto, recurrimos a silencios, a miradas, a gestos. Las no palabras muchas veces son más precisas.
Mary, gracias por tu comentario. Saludos.

Sole Di Pasquale dijo...

Muy bonito, realmente :)
Lo no verbal a veces llega más hondo...

Nuria K. dijo...

Sole, a veces la palabra es muy pobre para ayudarnos a expresar. Sin embargo, de vez en cuando nos salva. Saludos.